Consejos para mantener tu coche en buen estado durante el invierno

consejos para mantener tu coche en

La llegada del invierno es sinónimo de bajas temperaturas y el coche, durmiendo en la calle, sufre las inclemencias del tiempo. Te contamos las averías más habituales provocadas por el mal tiempo y las heladas Batería Uno de los problemas más habituales en invierno es ir a trabajar, subir al coche y pulsar el botón de arranque o girar la llave en el contacto, no obtener ninguna respuesta del motor Lo mejor para evitar problemas con la batería y conservarla a temperaturas muy bajas es poner el coche en el garaje. Por supuesto que necesitas un garaje para esto. Incluso, fabricantes, concesionarios y talleres recomiendan que si no tenemos pensado utilizar el coche durante mucho tiempo, desconectemos los terminales de la batería para evitar que se desgaste. Espera a que se caliente. Siempre es útil, especialmente en invierno, asegurarse de que el motor se caliente gradualmente como de costumbre. Como hace más frío, se tarda más que en verano. Si tienes prisa, inicia la marcha, pero no abuses del pedal del acelerador e intenta subir una marcha hasta que el motor esté a la temperatura óptima para su correcto funcionamiento. Con el coche frío a más de 2000 rpm se acorta la vida del motor Inspección de aceite Es fundamental prestar atención a la computadora de a bordo del vehículo cuando nos recuerda realizar una revisión periódica del vehículo. Según las marcas y según el modelo, el cambio de aceite de un vehículo es de 1 a 5 años entre 20.000 o 30.000 kilómetros. Pero el frío y un abuso del régimen de revolución, mayor uso urbano, pueden hacer que el motor consuma más aceite. Por eso es útil comprobar el nivel de aceite del motor Refrigerante El conocido anticongelante. La clave aquí es que esté en los niveles recomendados en función del depósito en el que se almacene y, por otro lado, de su color. Este líquido siempre es de color claro, si no es áspero, hay que cambiarlo. Es económico y evita daños mayores.

NeumáticosCada día es una carrera. Pero no estamos en un circuito. Los neumáticos son las botas de invierno del coche y el único contacto del coche con el asfalto. Deben estar siempre en buen estado, pero más en invierno donde la adherencia del asfalto se ve reducida por el hielo o la humedad provocada por las bajas temperaturas y el mal tiempo. Con un neumático en mal estado y bajo la lluvia, el riesgo de aquaplaning aumenta en más de un 75% Amortiguadores y frenos Pero no sólo los neumáticos son importantes, sino también los frenos y los amortiguadores.

Estos últimos se han olvidado de los grandes. No son indestructibles como parece. De hecho, según varios estudios, una mala suspensión empeora el tiempo y el espacio de frenado en más de un 30%; Al mismo tiempo, puede dar lugar a salidas de la calzada por pérdida de dirección. Por cierto, no está de más revisar la dirección y el líquido de frenos junto con las pastillas y/o zapatas de freno.

Índice

    Preparativos antes de circular con el coche a bajas temperaturas

    Cuando se conduce en invierno, siempre conviene anticiparse a lo que pueda ocurrir. El mal tiempo es muy traicionero y puede dejarte varado fácilmente en cualquier momento. Por ello, entre los consejos para el cuidado del coche en invierno, es necesario realizar una serie de preparativos para conducir con frío.

    Gracias a la Dirección General de Tráfico podemos consultar el estado de las carreteras. Ya no hablamos solo del tráfico (estar atrapado en atascos con el frío nunca es agradable), sino también de los consejos que nos da la propia DGT.

    Probar la batería

    Es bien conocido el efecto de las bajas temperaturas en la batería de un coche. El aceite se espesa, lo que permite que el motor de arranque utilice más fuerza para arrancar el motor. El hecho de que una batería sea menos efectiva en el frío complica aún más las cosas; es más débil pero tiene que trabajar más duro. Use un multímetro para probar la batería con el automóvil apagado y haga la misma prueba con el motor en marcha para asegurarse de que el sistema de carga funcione correctamente. Es una prueba simple de dos minutos que cualquiera puede hacer.

    Revisar el estado de los neumáticos

    Es importante que la salud de nuestros neumáticos sea óptima todo el año, pero especialmente en invierno para asegurar una buena adherencia sobre asfalto en días de lluvia o nieve. Solo tienes que seguir estos tres sencillos pasos: comprueba que el dibujo de tus ruedas no esté desgastado (no menos de 3 milímetros); que la presión sea la recomendada por el fabricante y que no presente grietas ni deformaciones. Con todo esto en orden, ¡el viaje irá sobre ruedas!

    Estos son algunos consejos para el correcto mantenimiento de tu vehículo durante los meses de invierno. Los profesionales de la red de talleres Midas aconsejan mantener en buen estado nuestro medio de transporte adecuado durante todo el año para poder utilizarlo sin problemas en cualquier momento.

    Revisar los neumáticos

    El mal tiempo o la posibilidad de nieve o hielo en las carreteras hacen imprescindible que los neumáticos estén en perfecto estado.

    Los neumáticos deben ser una de las partes más importantes del coche, ya que son la única parte en contacto con el asfalto. Por ello, el correcto mantenimiento de los neumáticos de invierno es fundamental para garantizar una buena adherencia al asfalto y evitar la pérdida de control.

    X